Wolf Alice publican “Blue Weekend”

Ayer viernes 4 de junio los británicos Wolf Alice, una de esas bandas “grandes en Inglaterra” que son masivas en su país de origen, liderando entregas de premios y ganando premios al mejor álbum, pero que desgraciadamente pasan casi de puntillas en el resto del mundo, lanzaron su nuevo álbum de estudio en Dirty Hit-RCA “Blue Weekend”, continuación de su segundo álbum ganador del Premio Mercury “Visions of a Life”.

Fieles a su estilo, Wolf Alice recorren varios géneros en “Blue Weekend”. Su primer sencillo, “Last Man on the Earth”, es una introspección acerca de la arrogancia humana sobre una pista de piano que se convierte en una balada de rock con infusión de coro. posteriormente presentaron “Smile”, demostrando el poderío de sus guitarras pero con la sensibilidad vocal de Ellie Rowsell y un tercer sencillo “No Hard Feelings”, en el que se da cuenta de la paz de liberarse de la angustia y la amargura por un ex.

Parte de la evolución de Wolf Alice se debe a su trabajo con el productor Markus Dravs, cuyos créditos incluyen Arcade Fire, Coldplay y Florence + the Machine.

Wolf Alice terminó la gira de “VOAL” en diciembre de 2018 y luego se tomó un merecido descanso . El desarrollo de “Blue Weekend” comenzó oficialmente cuando el cuarteto se reunió en Somerset, Inglaterra para escribir y compartir ideas. Luego regresaron al trabajo en un estudio en Tottenham, en el norte de Londres, donde permanecieron hasta que llegó el momento de grabar el álbum en Bruselas. La banda llegó a Bélgica en enero de 2020, justo antes de que comenzaran las restricciones mundiales de COVID-19, y no regresó a casa hasta más tarde en la primavera.

En “Blue Weekend”, Roswell encuentra una fuerza particular en la vulnerabilidad, aunque la ejecución se manifiesta de manera diferente en todo el álbum, como lo ejemplifican los tres sencillos. La última canción del álbum “Feeling Myself” tiene un toque sensual y para Amey, es “una de mis cosas favoritas que hemos hecho sonora y emocionalmente”. Salió del bloque de cortar después de ser probado en la escena del baile erótico en “Death Proof” de Quentin Tarantino. Sin metáforas ni expresiones ingeniosas, Roswell canta: “Podrías verme como me siento”.

En definitiva un más que notable tercer disco de Wolf Alice que demuestra su evolución y madurez como banda con una producción muy cuidada y 11 temas que encajan a la perfección en su conjunto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s