CONCIERTO DE GUNS N’ ROSES. NOT IN THIS LIFETIME TOUR. BARCELONA 01/07/2018

Y, una vez más, España caía eliminado en octavos y se volvía a casa.

Si os digo la verdad, lo que más me dolió ese día fue que, hasta que no vimos fallar a Aspas el segundo penalti, no empezamos a subir por las laderas de Montjuic. Eso, junto con el eterno periplo de pasar por todos los controles de seguridad hizo que, cuando llegamos, ya habían empezado Nothing More.

IMG_7638

¡Que maravilla de ruido estaban haciendo los de Texas! ¿De dónde habían salido? Sonido muy contundente con tendencia al metal progresivo y un tono vocal que nos hizo dudar desde lejos si había una mujer haciendo polifonías junto al cantante principal, Jonny Hawkins. En el breve repertorio que pudieron tocar sonaron Jenny, This Is The Time y Go To War. ¡Muy recomendables!

A Volbeat los conocíamos más. Siguiendo la larga tradición nórdica de bandas metaleras, los de Copenhage sonaban muy redondos. No hace falta cambiar de guitarra, ni visuales demasiado curradas ni artificios. Solo un ritmo duro y una voz con una textura tan característica como la del señor Poulsen. Empezaron con The Devil’s Bleding Crown, ejemplo claro del tipo de música que hacen, como Seal The Deal que sonó hacia el final de su actuación. Pero no olvidaron que también beben de las fuentes del rockabilly a la hora de inspirarse para componer, y así sonó Black Rose. Incluso hicieron una versión de Sad Man´s Tongue del mismísimo Johnny Cash. Curioso escuchar está canción con una base de doble bombo.

 

Y llegaba el plato fuerte de la noche. Sabíamos que en Download Festival habían hecho casi tres horas y media de concierto. Y, de hecho, hasta que salieron al escenario proyectaron unas visuales directamente sacadas de ese festival. ¿Nos esperaba otra noche épica?

IMG_7643

Con una formación en la que se habían reunido algunos de los componentes más clásicos del grupo, teniendo en cuenta que con los de Los Ángeles ha tocado mucha gente, tal vez uno de los más añorados fue Izzy Stradlin. Pero las grandes estrellas estaban allí, juntos para este Not In This Lifetime Tour, que a muchos nos había dado la oportunidad de poder verlos en directo. Axel, Slash, Duff McKagan, Richard Fortus, Dizzy Reed, y las incorporaciones relativamente más recientes de Frank Ferrer en teclados y Melissa Reese en teclados y coros.

IMG_7646

Y, a pesar de que habían pasado la travesía del desierto de los últimos noventa y la primera década de este siglo y se habían recuperado de esa larga decadencia que casi había durado 20 años, seguía siendo chocante comprobar como, la gente que estaba en el escenario, no se parecía a los protagonistas de los video que veíamos en nuestra adolescencia en la MTV. Sobre todo Axel, transformado casi en una caricatura de aquel joven delgado y atlético, pero que sigue teniendo esa mirada de loco que parece que en cualquier momento puede lanzarse sobre el público y empezar a golpes con algún fan porque le ha mirado mal.

¡Qué equivocado estaba!

It’s So Easy fue la elegida para empezar. Una canción oscura en el fondo y la forma que dio paso a Mr. Brownstone, más animada y que invitaba a la gente a empezar a saltar. No tardó en llegar Welcome To The Jungle, esa brutalidad de canción que estaría dentro de las que el público habría votado como de las más imprescindibles.

IMG_7666

Pues bien, esos a los que hace un rato acusaba de decadentes demostraron la tremenda base que tienen detrás y la gran energía que aun les queda. Que cuando triunfaron no eran solo un grupo de guaperas gamberros que destrozaban habitaciones de hotel y eran icono del estilo de vida rockero. Con Axel llegando a los registros hiperagudos de antaño, Slash echando litros y litros de sudor a su camisa negra a base de virtuosismo con solos increíblemente largos (a veces demasiado, y con cierta tendencia al onanismo musical) y el resto del grupo interpretando todos los temazos que me hacen volver al instituto. No era de extrañar que en el estadio no cupiese ni un alfiler.

IMG_7656

No se dejaron nada en el tintero, e intercalaron temas hard rock como You Could Be Mine, Nightrain, Coma o Chinese Democracy (sí, también la tocaron), con sus baladas heavy más clásicas, esas que recogíamos en recopilatorios para regalarlas a la chica que nos gustaba. Porque éramos tipos duros, pero teníamos nuestro corazoncito. November Rain, Patiente, Estranged, Sweet Child Of Mine… ¡Madre mía, qué recuerdos!

IMG_7661

Y no sólo eso. Además intercalaron un sin fin de versiones de clásicos ajenos. El habitual Knockin’ On Heavens Door de Dylan, con el que cerraban sus conciertos durante una larga época, el The Seeker de The Who, Attitud de Missfits con Duff a la voz, la música de El Padrino, Slither de Velvet Revolver (el supergrupo que Slash formó con el malogrado Scott Weiland), Live or Let Die de los Wings y, especialmente emotiva para mi, Back Hole Sun de Soundgarden. Y es que sólo la de Axel podría equipararse, actualmente, a la voz de cuatro octavas de Chris Cornell.

IMG_7663

Temazo para cerrar, Paradise City, con pirotecnia en el escenario, en las gradas, confeti sobre el público, fuegos artificiales…

Un despliegue increible para un concierto irrepetible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s